La cultura healthy. Cuidar la salud sin llegar a obsesionarse

Seguro que muchos de vosotros ya habéis marcado la x en la casilla de “hábitos saludables” como uno de los propósitos para este nuevo año. El problema es que ya conocemos como funciona esto, los primeros días muy a full, llevamos la dieta a rajatabla, ejercicio todos los días, vamos a apuntarnos al gimnasio, nos compramos las zapatillas en las rebajas y luego después de un mes si te he visto, no me acuerdo. Modificar todos nuestros hábitos de un día para otro es prácticamente imposible, por eso lo primero que tenemos que hacer es tener claras las pautas que vamos a seguir, llevarlas a cabo de manera progresiva y solo así conseguiremos que se convierta en nuestra nueva rutina de trabajo.

Y así, casi sin saberlo, lo que te estás planteando es llevar una vida healthy. La cultura healthy está instalándose cada vez más en nuestro país, y muchas son las tendencias que han aparecido con ella.

¿Qué es exactamente “Ser Healthy”? Significa cuidar la salud en todos los ámbitos y de forma constante durante todo el día y todo el año, olvidándonos de esas “dietas milagro”. El ser “healthy” empezó siendo un estilo de vida pero hoy se ha convertido en parte de nuestra cultura.

Hoy en día somos conscientes de que la salud no es algo exclusivamente biológico sino que abarca otras dimensiones, como la intelectual, social, emocional y espiritual. Una armonía y un equilibrio entre todas ellas es lo que genera más felicidad.

Cuidarse, por dentro y por fuera, ha pasado de ser una preocupación puntual a convertirse en un concepto holístico cercano a la gestión del bienestar durante todo el día y todo el año.

La clave para empezar a ser healthy está en cambiar tus hábitos. Lo complicado de un mal hábito, es que lo haces ya de forma automática e inconscientemente y por esto no te das cuenta del daño que te hace. Pero cuidado, hoy en día estamos viviendo un auténtico boom de la cultura sana. No hay revista o blogger que se tercie, entre las que me incluyo, que no hable alguna vez de la importancia de llevar una vida sana.

Por su puesto que el hecho de preocuparnos por nuestra alimentación, por los alimentos que consumimos (su procedencia, el modo en que se cocinan, etc.) es de suma importancia, pero también es importante no obsesionarnos con ello, es decir, no angustiarnos por todo lo que comemos en todo momento.

Una vez que tengamos claro las pautas que vamos a seguir lo ideal es que vayamos paso a paso. Primero tenemos que comenzar con aquellas cosas que sean más fáciles para nosotros de eliminar de nuestra vida diaria para que progresivamente podamos ir instaurando nuevos cambios.

Conseguir llegar a tener una vida healthy tiene que ser un reto personal, un reto que nos traiga felicidad y bienestar a nuestra vida. Si para nosotros es una imposición nunca conseguiremos alcanzar nuestros objetivos al 100%.

Ahora que ya sabemos como conseguir 365 días saludables solo nos queda ponerlo en práctica, así que anímate y únete al reto de cambiar tu estilo de vida.

Por lo tanto, ten en cuenta que existen mil versiones de lo que es ser “healthy”. No es un tema solo de alimentación y mucho menos de una vida restrictiva. Ser healthy es alcanzar un balance físico y mental. No se trata de modas, de dietas o de restricciones, se trata de aprender a querernos.

This entry was posted in MasGourmets. Bookmark the permalink.

Comments are closed.